Almacenes inteligentes: big data al servicio de la logística

La logística siempre ha sido uno de los procesos industriales determinantes en la eficiencia y productividad de una actividad, además de una de las áreas donde siempre se ha facilitado la innovación para optimizar procesos.

En la era de la Industria 4.0, la automatización de la logística es una de las grandes protagonistas en la digitalización industrial con el objetivo de usar las soluciones más innovadoras para tratar toda esa información que producen los sistemas de gestión de almacenes. Así que, tecnologías como el big data y el IIoT al servicio de la logística han sido determinantes para crear los actuales almacenes inteligentes.

¿Por qué la automatización de la logística es una prioridad en las industrias?

Uno de los motivos por los que la automatización de almacenes es una de las prioridades de todo tipo de industrias es porque los agentes decisores se han dado cuenta que es una de las áreas industriales donde se determina gran parte de la eficiencia y rentabilidad de la producción industrial.

Junto a esto, el actual nivel global de intercambio de mercancías, el aumento de los e-commerce directos desde fábrica y los marketplace, también han cambiado y diversificado la forma de comercializar muchos productos, lo que ha supuesto una adaptación rápida de los procesos de distribución de mercancías, comenzando por tener almacenes y soluciones automatizadas que agilicen la identificación de lotes, su transporte y preparación de pedidos.

Este aumento de la movilidad de los productos industriales y de los mercados consumidores también exige mayor atención a la trazabilidad de los productos y a los sistemas empleados para identificarlos, clasificarlos y distribuirlos correctamente. Sin olvidar todo lo relacionado con los controles de calidad y garantizar que todos los productos que se encuentran en el almacén cumplen todos los estándares y normativas, además de facilitar su localización en caso de que deban de ser retirados.

almacenes inteligentes

Por último, las soluciones para automatizar la logística han cambiado el rol de los trabajadores: por una parte, se han liberado de realizar tareas repetitivas, tediosas y repetitivas de forma manual. Por otro lado, su papel en la logística se ha tenido que adaptar a la transformación tecnológica y al aprendizaje relacionado con la robótica o la analítica de datos.

Y, evidentemente, todo esto da lugar a una simplificación de los procesos de logística de cualquier tipo de almacén y un acortamiento de los tiempos, lo que se traduce en una notable reducción de costes y un aumento de las posibilidades de rentabilizar la información que ofrecen los sistemas de gestión de almacenes 4.0.

¿Qué tecnologías son necesaria para crear almacenes inteligentes?

Big data

Dentro de este concepto, encontraríamos un conjunto de automatizadas inteligentes capaces de almacenar y procesar una gran cantidad masiva de datos de forma eficiente. Para obtener estos datos lo primero que necesita un almacén inteligente es contar con sensores que lean e interpreten la información, ya sea en forma de códigos de barras, numeraciones, QR, etc.

Una vez que se obtienen todos los datos relevantes para trazabilidad y logística, es necesario mejorar la comunicación entre las máquinas a pie de la cadena de producción y los sistemas integrales ERP que facilitan la gestión y aprovechamiento de todos estos datos, que ahora son información. Aquí es donde entra en juego el machine learning y la inteligencia artificial que simplifican el manejo y procesamiento de estos datos.

De esta manera, el big data y la IA hacen posible el desarrollo de modelos predictivos para solucionar problemas típicos relacionados con la logística, como el aprovechamiento del espacio, la localización de productos o la creación de las mejores rutas de los AGV.

IIoT

Junto a los sensores, es otra de las tecnologías que permiten obtener gran cantidad de datos con el empleo de dispositivos digitales interconectados. El IoT, o IIOT si hablamos específicamente de aplicaciones para el sector industrial, aporta la ventaja de recoger, procesar y compartir datos en tiempo real, facilitando la detección de problemas y adelantándose a posibles errores.

Es una tecnología que está presente en palés, contenedores, medios de transporte, … y que es clave para la trazabilidad de los productos y el seguimiento de las mercancías desde el momento que salen de las estanterías de los almacenes 4.0.

Robots colaborativos

Y, cómo no, los cobots son la forma de automatización indispensable para optimizar procesos logísticos y mejorar la eficiencia industrial. Son herramientas de trabajo inteligentes capaces de trabajar con una precisión y uniformidad lejana a la mano de obra humana y la libera de tareas peligrosas.

En los almacenes digitales los robots colaborativos están presentes, principalmente, en vehículos de guiado automático (AGV)  que transportan mercancías sin necesidad de intervención humana, ya que los sensores y dispositivos IoT les aporta toda la información que necesitan: producto, lote, ubicación, destino,…

El vertiginoso avance de estas tecnologías que automatizan los almacenes y favorecen la escalabilidad de las industrias para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado son los principales motivos por lo que las empresas inmersas en la Industria 4.0 están en continua investigación y prueba de nuevos sistemas inteligentes y saben de la importancia de este tipo de inversiones por su impacto en la competitividad y rentabilidad. 

Delegación Valencia
Pol.Ind. L'Alter, C/Dels Ferrers, 22
46290 Alcàsser, Valencia

Delegación Valladolid
Calle Acetileno nº7, Nave 2
Pol. Ind. El Carrascal
47012 Valladolid