Digitalización Industrial: retos para un nuevo modelo de producción

Llevamos tiempo hablando de que los datos, y la información que deriva de ellos, son el “petróleo” del siglo XXI y el activo más valioso de una industria para ser más competitiva, tomar decisiones con menos grado de incertidumbre y, dado el contexto actual, adaptar su actividad y modelo de producción a las crisis socioeconómicas y sanitarias que nos afectan de forma global.

Pero, ¿tienen todas las empresas las herramientas necesarias para sacar rentabilidad de esos datos? ¿Cómo afrontan la digitalización industrial de sus modelos productivos? ¿Están las plantas productivas en sintonía con la Industria 4.0 y explotando las oportunidades que ofrece la 4ª Revolución Industrial para rentabilizar la inversión en tecnología?

digitalizacion industrial

Para poder profundizar en todo esto, comencemos por entender qué es la digitalización industrial y qué soluciones ofrece la digitalización de procesos industriales para abordar los retos humanos y productivos de este siglo.

Digitalización industrial para alcanzar la Fábrica 4.0

Con la Industria 4.0 y la digitalización industrial nos referimos a la creación de procesos industriales interconectados, mediante la integración de tecnologías como IoT o Big Data que agilizan procesos productivos y toma de decisiones, gracias a la información y actualidad de los datos que se obtienen de soluciones automatizadas que usan las TIC  para crear una industria interconectada con una gestión centralizada.

Las formas de digitalizar la producción de una industria o de aplicar la tecnología para la optimización de procesos  son muy diversas y posibles en diferentes grados de complejidad, pero lo que siempre consigue es:

  • Usar la tecnología para ahorrar recursos, mejorar la seguridad y ser más eficientes.
  • Comprender mejor cómo opera cada planta y emplear herramientas digitales para obtener datos, analizarlos y rentabilizarlos.
  • Crear flujos de información transparentes, en tiempo real y que mejoran la toma de decisiones y capacidad de reacción.
  • Usar mejor las habilidades de todos los que intervienen en un proceso productivo: siendo la tecnología inteligente la que mejor ejecuta tareas precisas y los humanos los que mejor se ocupan de supervisar y configurar la tecnología para estar en constante evolución.

La digitalización industrial, el mejor aliado para hacer frente a los retos del siglo XXI

Escenarios cambiantes e inciertos

Si por algo se caracteriza la era digital y la instauración de la Industria 4.0 es por los cambios radicales que plantea en relación a los modelos productivos y al papel humano en la nueva generación industrial.

La capacidad de reacción humana y los recursos con los que cuentan algunos países están lastrando la digitalización industrial, sobre todo la capacidad de entender y usar la tecnología avanzada como una oportunidad y no como una amenaza.

La pandemia ha acentuado esta brecha digital y ha mostrado que las industrias digitalizadas han tenido mayor capacidad de reacción para adaptar su forma de producir, sus volúmenes y crear espacios de trabajo seguros, higiénicos y donde abundan las posibilidades de trabajar en remoto, pero de forma centralizada.

Como mencionan algunos expertos en IT, la digitalización industrial se ha convertido en la vacuna más eficiente para hacer frente a la crisis del Covid-19 y emplear las soluciones de automatización para crear industrias más flexibles, adaptables y que sacan mayor rentabilidad de los datos que generan para crear modelos predictivos, detectar errores o simular futuros escenarios.

industria 4.0 digitalizacion

Solo hay que pensar en la industria de la automoción y cómo la digitalización de sus procesos industriales les permite que una planta pueda diversificar su producción y adaptarla a los nuevos tipos de vehículos.

En el caso de la industria farmacéutica, la digitalización y automatización de sus cadenas productivas han facilitado el acortar tiempos para evitar el desabastecimiento de productos sanitarios o ha acelerado los procesos de I+D para realizar pruebas, cruzar datos o emplear las soluciones IoT para crear flujos de información en tiempo real y de acceso colaborativo.

Replanteamiento del rol humano en la industria digital

La digitalización industrial y la integración de soluciones automatizadas sí que replantean la presencia de la mano de obra humana para realizar trabajos repetitivos, peligrosos o en los que su grado de precisión no es comparable al de una máquina inteligente.

Sin embargo, la Cuarta Revolución Industrial ofrece la oportunidad de que los trabajadores desarrollen sus habilidades y capacidad resolutiva para manejar, configurar y supervisar máquinas automatizadas y robots.  Los humanos pueden centrarse en sus habilidades creativas para mejorar la productividad de una planta y trabajar de forma colaborativa con los robots, que destacan por su precisión y repetibilidad de tareas.

Las amenazas de la tecnología mal aplicada

Como todo lo que irrumpe de forma inesperada, la digitalización industrial también ha evidenciado la necesidad de crear nuevas políticas que aborden los problemas colaterales que provocan la tecnología y la automatización.

Además de planteamientos éticos y modelos de producción que reaccionen ante la crisis sanitaria o la emergencia climática, también es urgente ocuparse de las nuevas amenazas, como los ciberataques y el tratamiento de los miles de datos privados y confidenciales que generan las personas y las empresas.

En Órbita digitalizamos y automatizamos procesos, creando soluciones tecnológicas adaptadas a las necesidades de cada industria y que sean el motor del cambio hacia nuevos modelos de producción basados en la gestión inteligente.

Delegación Valencia
Pol.Ind. L'Alter, C/Dels Ferrers, 22
46290 Alcàsser, Valencia

Delegación Valladolid
Calle Acetileno nº7, Nave 2
Pol. Ind. El Carrascal
47012 Valladolid