IIOT: Internet of Things también se queda en la Industria

Hablar de IIoT está estrechamente relacionado con lo que implica la Industria 4.0 y la nueva era industrial basada en la aplicación de las tecnologías inteligentes para optimizar procesos y crear una gestión integral mediante equipos interconectados que se comunican y comparten información.

La digitalización industrial ha creado una nueva forma de trabajar donde se integran los sistemas, las organizaciones y las personas, gracias al uso de tecnologías avanzadas, como: la inteligencia artificial, el análisis masivo de datos (Big Data) o Internet de las Cosas, con su subcategoría industrial conocida como Industrial Internet of Things.

Todo esto hace posible una nueva forma de comunicación industrial en red, donde el activo más valioso es la captura y explotación de datos por IoT para crear un flujo de comunicación continuo y multicanal, con el máximo objetivo de conseguir que cada proceso industrial sea más productivo, eficiente, rentable y flexible ante los cambios.

¿Qué papel juega el IoT en la digitalización industrial?

IoT son los equipos o dispositivos con sensores y tecnologías con los que se conectan a Internet para trasladar todos esos datos que recopilan, desde un smartwatch a un sistema de domótica para un hogar. Pero, si adaptamos y multiplicamos su integración en procesos industriales de forma exponencial, solo tenemos que imaginar el potencial de esta tecnología inteligente para ofrecer datos de gran valor.

IoT en la digitalización industrial es la tecnología que se aplica, por ejemplo, en la industria encargada en el abastecimiento de agua usando los dispositivos IoT dotados de sensores para medir caudales, volúmenes de agua en los depósitos o consumos de energía en el uso de las bombas que dan presión al agua.

Todos estos datos se recopilan de forma automática y se almacenan y procesan en un sistema de gestión centralizado que hace uso de otras dos tecnologías claves en el proceso de digitalización: la conectividad y la nube para poder almacenar y compartir todos estos datos. El óptimo análisis de estos datos, con los programas y softwares adecuados, es lo que hace que la industria cuente con la información clave para tomar decisiones y conocer mejor su proceso productivo.

Por otro lado, IoT es una tecnología que necesita de los sensores para poder llevar a cabo sus tareas. Esto permite que esta tecnología también se use para automatizar acciones, como que un robot ajuste su velocidad de trabajo cuando detecta presencia humana o lance una alarma cuando detecta anomalías en su flujo normal de trabajo (temperaturas, vibraciones, consumo den energía,..

IIOT, la tecnología estrella de la Industria 4.0

La evolución de esta tecnología y su desarrollo más específico para aplicaciones industriales es lo que ha desembocado en el concepto IIoT. El IIoT es una subcategoría de Internet of Things, centrándose en el uso de esta tecnología en el entorno industrial. En definitiva, es el también conocido IoT industrial.iot industrialSu desarrollo y aplicación se basa en usar las funcionalidades de los sensores y del procesamiento inteligente de los datos para que una cadena de producción pueda ser más productiva, aprovechar mejor los recursos que emplea en los procesos de transformación y promover procesos más sostenibles.

Y todo esto es posible porque IIoT se puede aplicar para que todas las máquinas automatizadas capten y compartan datos, se cree una red de comunicación industrial que haga posible la autogestión de las plantas, así como crear sistemas de trazabilidad de los productos o de todo activo de valor que se mueve por la cadena de producción.

Por tanto, la única diferencia entre IoT e IIoT es el ámbito en el que se aplica, mientras que el primero es la tecnología común en wearables y productos de consumo para personas y hogares, mientras que IIoT es la explotación de los datos para optimizar la seguridad de la industria y la eficiencia de procesos. Y, evidentemente, esta última supone procesos de ingeniería y desarrollo más complejos para poder integrar estos equipos en máquinas, robots, tuberías, circuitos y entornos de trabajo más extremos.

Esta es una de las principales diferencias, ya que el IIoT debe contar con un diseño y manejo que le haga resistente, fácil de implementar y de mantener. Y a nivel de software, el IIoT debe priorizar la ciberseguridad y la forma de proteger todos los datos que se manejan en la comunicación industrial y la gestión automatizada de una empresa.

Y lo más diferenciador de todo, es las posibilidades que ofrece IIoT para introducir cambios, ya que es la desencadenante de la Fábrica Inteligente y la forma más avanzada de automatización para que las industrias sean más eficientes, adaptables y rentables; todo gracias a los datos y la interconectividad. Sin olvidar que estos datos presentados en información en tiempo real y analizada correctamente, alimenta modelos predictivos muy útiles para evitar parones por problemas técnicos, desabastecimientos o falta de visión de futuro.

Desde Órbita Ingeniería te asesoramos sobre las aplicaciones multidisciplinares en las que entran en juego los equipos IIOT y cómo invertir en las soluciones de automatización más avanzadas y rentables para tu industria.

Delegación Valencia
Pol.Ind. L'Alter, C/Dels Ferrers, 22
46290 Alcàsser, Valencia

Delegación Valladolid
Calle Acetileno nº7, Nave 2
Pol. Ind. El Carrascal
47012 Valladolid