Inspección superficial

Inspección superficial

En la mayoría de los procesos industriales donde se produce el ensamblado de piezas mecanizadas, se requiere de un alto grado de precisión en la fabricación de determinados componentes, evitando así las posteriores roturas que pueden dar a lugar un defecto en la zona de fricción. 

El sistema de Órbita está diseñado para identificar los defectos superficiales en esas zonas críticas, ofreciendo una imagen continua del proceso en tiempo real, permitiendo llevar a cabo el registro de la “huella” de la superficie. Además de ubicar discontinuidades superficiales, la Inspección Superficial es una excelente técnica de control de proceso que ayuda a identificar subsecuentes problemas de fabricación.

Desde Orbita Ingeniería se realiza apostando por las más novedosas técnicas que nos ofrece la tecnología actual.