Planta piloto de química fina Home > Proyectos

Objetivo

Con la nueva planta piloto de fermentación, el cliente puede realizar tareas de investigación a pequeña escala como paso previo a producción, optimizando así sus recursos y costes.

Se desarrollan nuevos procesos de fermentación, recuperación y mejora de productos biológicos.

La planta piloto es la herramienta necesaria para poder fabricar a gran escala en su planta de producción. Esta planta debe recoger todas las posibilidades para todos los clientes de antibióticos, por lo que ha sido un reto conseguir un estándar de automatización para potenciales productos.

Reto

Para Orbita este proyecto supone un alto grado de exigencia técnica y coordinación por los plazos de ejecución muy cortos.

Por una parte, a nivel de control, por el alto grado de complejidad de todo el proceso lo que implica un gran trabajo de definición y diseño previo con el cliente.

Por otra parte, a nivel de instalación, por la gran cantidad de elementos (tuberías, tanques, cuadros, etc.) que componen la nueva planta en una sala muy limitada en cuanto a espacio. Se trata de una planta con más de 1300 válvulas automáticas.

Solución

Nuestro equipo de ingeniería mecánica, eléctrica y control ha trabajado conjuntamente con el cliente para definir todas las partes de instalación y control automático de procesos.

El proyecto se ha realizado de forma íntegra desde el diseño, fabricación y desarrollo de ingeniería hasta la instalación y puesta en marcha en  las instalaciones del cliente

Resumen

– Depósitos de materias primas: 6

– Depósitos de preparación de medios: 2

– Nodrizas: 10

– Fermentadores: 11

– Líneas de servicios:

– Aire estéril

– Aire de instrumentación

– Agua de proceso y refrigeración

– Drenajes

– Vapor industrial

– Vapor puro y venteos

– Líneas de adiciones

– Cosecha de fermentadores

– Calentamiento de agua para procesos de esterilización

 

La automatización de la planta exigió instalar alrededor de 1300 válvulas y un gran número de instrumentación tales como sensores de presión, temperatura, oxígeno y biomasa. La planta cuenta con un sistema SCADA, así como 4 pantallas de control en la sala piloto.

 

Cabe destacar

El sistema de gestión integral de producción de la planta. Que permite el diseño, control y reporte de lotes de fabricación complejos, desde la preparación de los medios de cultivo, hasta la cosecha final tras la fermentación en tres etapas. Esto incluye:

 

– Gestión de base de datos de materias primas

– Gestión de recetas maestras de preparación de medios de cultivo

– Gestión de recetas maestras de fermentación en biorreactores

– Gestión de curvas de setpoints variables en el tiempo para el control de la fermentación: temperatura, presión, pH, agitación, concentración de O2 y dosificación de nutrientes.

– Gestión de lotes de fabricación. Cada lote incluye:

– Recetas de preparación de medios

– Recetas de fermentación en 3 etapas

– Interfaz de seguimiento y control de la fabricación, con acceso al detalle de cada consigna y resultado individual de cada receta de control de preparación de medios y de fermentación

– Registro de resultados de valoraciones de análisis de laboratorio

– Registro de cosechas parciales

– Generación de informes de resultados de los lotes de fabricación, incluyendo reporte de valores de proceso en cada unidad de fermentación y costes finales de producción.

Resultados

Con la nueva planta piloto el cliente ha reducido sus costes de producción al poder llevar a cabo etapas previas de investigación antes de lanzar el producto a producción.